BMW Serie 5 2017

El BMW Serie 5 2017 es un turismo de cuatro puertas que mide 4,94 metros de longitud. Hay también una versión familiar llamada Serie 5 Touring que tratamos por separado en este artículo. Esta es la séptima generación del Serie 5, a la que BMW denomina generación G30. Sustituye a la generación F10, que BMW puso en venta en 2010  y actualizó en 2013 
Desde abril de 2017 está disponible la versión híbrida enchufable 530e iPerformance. Tiene un motor de gasolina y otro eléctrico, 252 CV de potencia máxima y una autonomía en modo eléctrico de 50 km. Cuesta 60 500 euros, por lo que es 4100 € más caro que un 530i y 1400 € más asequible que un 530d. El Mercedes-Benz E 350 e Berlina cuesta más dinero, tiene un sistema híbrido más potente y menos autonomía en modo eléctrico 
La versión más barata a fecha de abril de 2017 es la 520d. Tiene un motor Diesel de 190 CV y un cambio manual de seis velocidades. Cuesta 49 400 euros, por lo que es unos 4000 euros más caro que un Audi A6 y un Jaguar XF y un poco menos que un Volvo S90 . El Mercedes-Benz Clase E 220 d de 194 CV viene de serie con un cambio automático y cuesta 51 101 euros, unos 800 euros menos que un 520d con la opción del cambio automático.
bmw-530eiperformance-frontal-lateral

Hemos probado las dos versiones Diesel disponibles por el momento: 520d (190 CV) y 530d (265 CV). El primero tiene motor de cuatro de cilindros cuyas vibraciones y ruido llega bien filtrados al habitáculo, aunque no tanto como en el 530d, que tiene un motor de seis cilindros que funciona con mayor suavidad y silencio. La versión 520d consigue acelerar con una rapidez similar a la de un Clase E 220 d (194 CV), aunque el consumo de carburante es más elevado. El 530d es sensiblemente más rápido, si bien es probable que haya pocas situaciones en las que esa capacidad de aceleración extra suponga una ventaja relevante. Más información en las impresiones de conducción.
La gama de gasolina también consta de dos versiones: 530i de 252 CV y 540i de 340 CV. Todos los Serie 5 tienen de serie un cambio de marchas automático de ocho relaciones, excepto el 520d, en el que es una opción (de serie es manual de seis). Este cambio automático es de tipo convertidor de par y tiene un funcionamiento muy bueno porque pasa de una marcha a otra con mucha suavidad y rapidez. En todos los casos la tracción es en las ruedas traseras y en opción en las cuatro (sistema xDrive).
A lo largo de marzo de 2017, BMW tiene previsto ampliar la gama con una versión de bajo consumo —520d EfficientDynamicsEdition con 190 CV—, otra de gasolina —M550i xDrive con 462 CV— y una híbrida enchufable —530e iPerformance con 252 CV—. El consumo medio de la versión 520 EfficientDynamicsEdition es 3,9 l/100 km (el del BMW 520d con cambio automático es 4,1 l/100 km), lo mismo que el del Mercedes-Benz E 220 d de 194 CV y el Jaguar XF 2.0 Diesel de 163 CV

Los motores de gasolina son de inyección directa, tienen sobrealimentación mediante un turbocompresor de doble entrada y un sistema de distribución variable en fase y alzada. Los Diesel tienen inyección directa a 2500 bar y un turbocompresor con álabes de posición variable.
El Serie 5 no puede tener, ni si quiera como opción, una suspensión neumática, un elemento que sí está disponible en el Audi A6 y el Mercedes-Benz Clase E. Puede tener, en cambio, unas barras estabilizadoras activas (varían su resistencia a la torsión mediante un motor eléctrico) y una dirección en las cuatro ruedas (que ahora es compatible con el sistema de tracción total; en la generación anterior no lo era). 
Las unidades que hemos probado no tenía ninguno de los dos últimos elementos citados en el párrafo anterior, pero sí la suspensión opcional EDC, que tiene unos amortiguadores de dureza variable controlados electrónicamente. Esta suspensión está muy bien ajustada porque proporciona mucho confort al pasar sobre los baches y, a la vez, una gran sensación de agilidad y precisión en curva. Este equilibrio me parece más logrado que en el Mercedes-Benz Clase E y el Jaguar XF.
El coeficiente aerodinámico es, en el mejor de los casos, de tan solo 0,22 (versión 520d EfficientDynamics). Para el resto de versiones lo mínimo es 0,24 (para el 520d, 530d y 530i). BMW no utiliza fibra de carbono en la estructura del Serie 5, como hace en el Serie 7 2015, pero sí profusamente aluminio en la carrocería, el chasis y la suspensión. Sobre estos y otras aspectos de carácter técnico hay más información en la sección Información técnica. 
BMW Serie 5 2017. Imágenes del interior.
El habitáculo del Serie 5 está hecho con materiales de alta calidad y, según nuestras mediciones, tiene una amplitud normal en comparación con sus alternativas. Las diferencias de tamaño en las distintas cotas son pequeñas y el espacio disponible en la segunda fila es bueno para acomodar confortablemente a adultos de alrededor de 1,85 metros. La capacidad del maletero es 530 litros, por lo que, de nuevo, está en un término medio en relación a la competencia. Por ejemplo, el maletero del Volvo S90 es más pequeño (500 litros), mientras que el del Mercedes-Benz Clase E es más grande (540 litros). Más información en las impresiones del interior.
En el equipamiento hay elementos llamativos, como los asistentes a la conducción que permiten que el conductor se desentienda temporalmente (bajo determinadas circunstancias) de los mandos durante un atasco, le liberan de girar el volante para cambiar de carril en una autopista y permiten aparcar el coche en un lugar estrecho desde el exterior, usando el mando a distancia. De estos elementos y de otros muchos damos más explicaciones en el apartado Equipamiento.
Para la carrocería hay 21 colores disponibles. El catálogo de llantas está compuesto por 17 diseños diferentes, con un diámetro que oscila entre 17 y 20 pulgadas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner