Bienvenido Mr. Volt!

Comienza la carrera por el coche eléctrico
El Chevrolet Volt estará a la venta en noviembre en EEUU por 24.400 euros. Funciona 60 kilómetros en eléctrico y 500 con un pequeño motor de gasolina. Puede ser una opción para usarlo a diario en distancias cortas.




Bienvenido Mr. Volt! - Comienza la carrera por el coche eléctrico


En cambio, su consumo en un viaje largo es de 6,2 litros cada 100 kilómetros.

El día 10 del mes 10 del año 2010. Hasta la fecha escogida por General Motors para dar a conocer su producto más revolucionario tenía que ser carismática. Hablamos de uno de los primeros eléctricos de producción en masa, el Chevrolet Volt, que recibió ayer a la prensa norteamericana en una primera toma de contacto multitudinaria.

Y es que el Chevrolet Volt que han probado este domingo los periodistas estadounidenses -en unos días llegarán más profesionales de otros continentes- es la versión definitiva de este eléctrico de autonomía extendida.

Un vehículo que saldrá a la venta en aproximadamente un mes -noviembre- con un precio inicial de 41.000 dólares (29.400 euros), cifra que queda reducida a 33.500 dólares (24.000 euros), una vez descontados los descuentos gubernamentales de 7.500 dólares (5.378 euros).

Además, General Motors también permitirá conducir el Volt a través de leasing. El precio del alquiler será de 350 dólares al mes (251 euros) por un período de 36 meses -3 años- y dejando un depósito inicial de 2.500 dólares (1.793 euros).

Aún así, todas estas acciones comerciales no supondrán una masiva electrificación del parque automovilístico de Estados Unidos. De hecho, el suministro del nuevo modelo está bastante limitado y sólo se venderá en cinco estados de los 50 que tiene Estados Unidos -Michigan, California, Nueva York, Nueva Jersey y Texas-, además de Washington D.C.

A ello hay que sumar, que todavía faltan algunos meses para que el Chevrolet Volt llegue a otros continentes. Este es el caso de Europa, donde no se comercializará hasta finales de 2011 bajo el nombre Opel Ampera.

No obstante, lo verdaderamente llamativo es que el coche eléctrico -al menos en su fase inicial- ya está aquí. Un coche eléctrico que llega cuatro años después de que General Motors lo presentara en el salón de Detroit de 2007 como prototipo y del que además la firma norteamericana prácticamente no ha variado su esencia.

Y es que frente a otros fabricantes que ha apostado por los eléctricos puros -como es el caso de la alianza Renault-Nissan-, General Motors ha creído necesario que en esta fase inicial de electrificación del parque sea necesario que un motor tradicional -de gasolina- ayude al generador eléctrico.

Aún así, a pesar de la introducción del motor de gasolina, el Volt siempre funciona como un coche eléctrico. De esta manera, si la batería está cargada, el motor principal que propicia el movimiento del vehículo es un generador eléctrico con una potencia máxima de 111 kW (149 caballos) y un par máximo de 368 Nm.

Este propulsor se alimenta de la energía de una batería de ión-litio, que está situada en forma de T en la parte central del vehículo y tiene un peso de 200 kilos. Esta batería se carga después de 10 ó 12 horas enchufada en una toma de 120 V o bien en cuatro horas en una toma de corriente de 240 V. Además, presenta 288 celdas, produce una energía de 16 kWh y presenta una garantía de ocho años o 100.000 kilómetros.

Con este propulsor eléctrico, el Volt puede alcanzar una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, acelera de 0 a 100 km/h en 9 segundos y tiene una autonomía de entre 40 y 80 kilómetros, una distancia que depende del tipo de conducción y el funcionamiento o no de elementos como el aire acondicionado.

Cuando la mencionada batería presenta un nivel bajo de carga entra en funcionamiento el motor convencional de gasolina, algo que el conductor prácticamente ni apreciará. Se trata de un propulsor de cuatro cilindros y 1,4 litros de cilindrada con una potencia 84 caballos a 4.800 revoluciones.

No obstante, cabe señalar, que la función de este motor de gasolina no es la de propulsar el vehículo, sino la de generar la suficiente electricidad para que funcione el generador eléctrico.

Gracias a este motor de gasolina y a un depósito de combustible de 35 litros, la autonomía del Volt alcanza un total de 560 kilómetros -incluyendo también los aproximadamente 60 kilómetros del modo eléctrico-.

Lo que por el momento desconocemos -General Motors no ha afirmado nada al respecto- es el consumo y las emisiones que ofrece el Volt. En este sentido, si este nuevo modelo es capaz de circular 60 kilómetros en modo eléctrico, eso significa que con el motor de gasolina puede recorrer otros 500.

Y si el depósito de combustible tiene 35,2 litros, entonces obtenemos –si nuestros cálculos no fallan- que una vez gastada la eergía de la batería y con el motor de combustible en funcionamiento, el consumo del Volt sería de 6,2 litros de combustible cada 100 kilómetros.

Este consumo, por tanto, nos hace entender que realmente donde merece la pena el Volt es el modo eléctrico, ya que según anuncia General Motors, el usuario estadounidense podría gastarse alrededor de 1,5 dólares (1,1 euros) en recargar el vehículo para recorrer 60 kilómetros. Fuera de este modo eléctrico, el Volt ya no sería tan interesante y tan sólo tendría utilizarlo en viajes largos de forma ocasional.

Esta afirmación la podemos realizar, al menos, con las especificaciones del Volt en Estados Unidos. Habrá que esperar, por tanto, a la ficha técnica del Opel Ampera, para comprobar estos mismos datos. Mientras tanto ¡Bienvenido Mr. Volt!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner