Dacia Duster

El Dacia Duster es un todoterreno de tracción delantera o total que está disponible con un motor de gasolina 1.6 de 105 CV o dos Diesel 1.5 dCi de 86 y 107 CV. El de 86 CV sólo puede tener tracción delantera mientras que el de 107 CV da 2 CV más (109 CV) si tiene tracción total.
Mide 4,32 m de largo, por lo tanto, tiene un tamaño parecido al del Nissan Qashqai e intermedio entre el Škoda Yeti y el Toyota RAV4 (ficha comparativa).
En carretera, el Duster tiene unas reacciones que no difieren mucho de las de un turismo. Como otros vehículos de este tipo, que también tienen una carrocería alta, es posible que el Duster tenga movimientos de balanceo amplios, por ejemplo en tramos de curvas circulando a ritmo rápido.
Fuera del asfalto puede superar obstáculos no muy complicados y la suspensión aísla bien a los ocupantes del estado del piso. Aunque sea más costoso, es preferible con cualquiera de los dos motores Diesel que con el de gasolina porque tienen mejor respuesta (más impresiones de conducción).
Dacia Duster. Modelo 2010.La versión más económica con tracción delantera y motor de gasolina —1.6 de 105 CV, aunque su denominación oficial es 110 CV— está disponible desde 11.900 €. El Duster más asequible con motor Diesel (dCi de 86 CV) y tracción delantera se puede adquirir desde 14.000 € (todos los precios).
En términos generales, el Duster es mucho más asequible que los modelos de similares características. Por ejemplo, la versión 1.6 de 105 CV (gasolina) con tracción delantera es entre 6.000 y 8.000 € más barata que las variantes más económicas del Qashqai y el Yeti, con motores de gasolina de 105 y 114 CV respectivamente (ficha comparativa).
Con motor Diesel de 109 CV y tracción total, el Duster se puede adquirir desde 16.800 €. Son más de 7.000 € de diferencia con respecto al Yeti 4x4 2.0 TDI 110 CV (ficha comparativa).
El Duster con los dos motores Diesel tienen una buena relación entre prestaciones y consumo. No sucede lo mismo con el de gasolina, que consume más que motores similares de modelos parecidos (más información).
Hay disponibles dos tipos de cajas de cambio manuales, de cinco velocidades (dCi de 86 CV) y de seis relaciones (1.6 de 105 CV y dCi de 107 ó 109 CV). Esta última es nueva en la gama Dacia y, en las versiones 4x4, tiene una primera marcha muy corta (5,79 km/h cada 1.000 rpm) que permite ascender pendientes no muy pronunciadas casi sin necesidad de pisar el acelerador o bajarlas sin que el coche alcance una velocidad elevada. Esa primera marcha tan corta cumple parcialmente las funciones de una reductora, elemento que el Duster no puede tener ni siquiera en opción.
En las versiones con tracción total, la distribución de la fuerza del motor a las ruedas tiene tres modos de funcionamiento: «2WD», «Auto», y «Lock». Se seleccionan mediante un mando de forma circular situado en la parte baja de la consola central, delante de la palanca de cambios (imagen).
Dacia Duster. Modelo 2010.Para evitar que la carrocería sufra daños cuando se circula por vías sin asfaltar, el perímetro está protegido por diferentes piezas de plástico. En función de la versión, algunas de ellas son sustituidas por otras metálicas.

Algunas de las piezas del bastidor y del sistema de tracción total del Duster provienen de otros modelos de Dacia y Nissan (más información).
Habitáculo y equipamiento
El aspecto del interior del Duster es similar al de otros modelos de Dacia como el Logan o el Sandero. A pesar de no estar realizado con materiales de gran calidad, los ajustes son buenos. Se puede viajar con comodidad porque los asientos son cómodos y sujetan bien el cuerpo (más impresiones del interior).
Las versiones de tracción delantera tienen un maletero de 475 l, mientras que las de tracción total tienen una capacidad de 443 l: en los dos casos es un volumen grande para las dimensiones del coche (más información).
El Duster está disponible con tres niveles de equipamiento: «Base», «Ambiance» y «Laureate». Como el resto de modelos de Dacia, el equipamiento de serie es algo escaso. Así, la versión más asequible (Duster Base 1.6 110 CV 4x2) sólo tiene dos airbag y no lleva elementos como aire acondicionado o equipo de sonido.
El control de estabilidad sólo está disponible opcionalmente en las versiones Diesel de 107 CV (4x2) y 109 CV (4x4) con el nivel de equipamiento «Laureate». Elementos como airbags de cabeza delanteros y traseros o laterales traseros, climatizador, faros de xenón, programador de velocidad o navegador no se pueden adquirir ni siquiera opcionalmente (fichas de equipamiento).
Dacia Duster. Modelo 2010.Hay disponibles varios paquetes de equipamiento, entre ellos uno (llamado «Look») que incluye barras de techo, estribos y carcasas de los retrovisores cromados, llantas de aleación de 16", lunas traseras sobretintadas y protecciones metálicas en los paragolpes. Además, hay accesorios para modificar la imagen exterior —molduras de plástico más anchas para los pasos de rueda o protecciones para la parte baja de las puertas de mayores dimensiones, entre otros—.
Para Europa, el Duster se fabrica en la planta que Dacia tiene en Pistesti (Rumania). Algo más del 50% de las piezas son compartidas con otros modelos de Dacia y Renault. Tiene una garantía de tres años o 100.000 km.
El Duster será comercializado como Dacia y como Renault. Así, está en venta como Dacia Duster en Europa, Turquía y algunos países de África. Como Renault Duster estará disponible a partir de junio de 2010 en Ucrania, Oriente Medio (Jordania, Siria, Líbano y Egipto) y algunos países africanos. Posteriormente, en 2011, se fabricará como Renault Duster en la factoría de Curitiba (Brasil) y se distribuirá a Brasil, Argentina, México y Chile, además de producirse en la fábrica de Avtoframos (Rusia) para el mercado ruso. En 2012 también se fabricará en la planta de Renault en Envigado (Colombia) para los mercados peruano, ecuatoriano, colombiano, Centroamérica y el Caribe.

El Dacia Duster está realizado con materiales poco vistosos pero robustos. Todas las piezas quedan bien ajustadas. Los mandos, a pesar de estar hechos de materiales de poca calidad aparente, tienen buen tacto, especialmente los que hay en la columna de la dirección y en la consola central. No ocurre lo mismo con el recubrimiento del salpicadero o de la tapa de la guantera, que son de un plástico duro y no muy agradable al tacto.
Un detalle extraño es que en la zona interna de las puertas delanteras, junto al tirador para cerrarlas, hay una pequeña tapa que parece haber sustituido a los mandos de los elevalunas (imagen). Éstos van situados en la parte central de la consola, justo por encima de los mandos del sistema de climatización (imagen).
En el Duster se pueden acomodar cuatro adultos sin problemas, tanto por anchura como por altura (mediciones interiores). Como sucede en otros turismos y todoterrenos de dimensiones similares a las del Duster (4,31 m), la plaza central trasera es estrecha si en las dos laterales viajan adultos. El cinturón para el ocupante de este asiento está situado en la parte izquierda del techo.
Dacia Duster. Modelo 2010.Para dos ocupantes, la parte posterior del Duster es cómoda porque tiene unos buenos asientos y porque hay espacio suficiente para las piernas, además de una buena altura —se pueden acomodar personas de hasta 1,90 m aproximadamente—. Es posible sentarse muy erguido y colocar los pies bajo la banqueta delantera, lo que contribuye a incrementar la sensación de amplitud.
El puesto de conducción es bueno en términos generales porque casi todos los mandos están bien situados y es sencillo encontrar una posición cómoda, a pesar de que el volante no puede tener reglaje en profundidad y la banqueta del asiento sólo tiene regulación en altura en algunas versiones. Los asientos tienen un buen relleno y sujetan el cuerpo correctamente.
La situación de los mandos de los elevalunas, en la consola central, implica tener que apartar la vista de la carretera en muchas ocasiones, lo que supone un riesgo. Me parecen más intuitivos los elevalunas ubicados en la puerta, junto a los tirados de apertura y cierre. Además, el módulo del sistema de climatización queda un poco bajo, lo que dificulta su manejo y también obliga desviar la vista hacia él para accionarlo.
Dacia Duster. Modelo 2010.El acceso a todas las plazas es cómodo y sencillo gracias al gran ángulo de apertura de las puertas. Para personas de talla pequeña, puede resultar un inconveniente la mayor altura de la carrocería que en el caso de un turismo.
No hay muchos huecos para depositar objetos y los que hay no son muy grandes, salvo los espacios de la zona baja del interior de las puertas —son alargados pero estrechos—.
En la parte baja de la consola central hay un pequeño hueco, por delante de la palanca de cambios. Además, se pueden dejar pequeños objetos en un receptáculo situado tras la palanca del freno de mano y en los laterales interiores de las puertas traseras. La guantera también tiene poca capacidad.
Maletero
El Duster tiene diferente volumen de maletero en función de la versión. Así, las variantes 4x2 (tracción delantera) tienen una capacidad de carga de 475 l, que puede llegar hasta 1.636 l si se reclinan los respaldos de los asientos posteriores. En las versiones 4x4 (tracción total), el maletero tiene 443 l y el volumen total puede ser de hasta 1.604 l.
Actualmente, el Duster es el todoterreno de 4,20 a 4,40 m con mayor capacidad de maletero, por delante de modelos como el Fiat Sedici (270 l), el Suzuki SX4 (270 l), el Toyota RAV4 (366 l), el Nissan Qashqai (400 l) o el Škoda Yeti (405 l).
El maletero del Duster tiene formas regulares que facilitan la colocación de la carga. En su interior se pueden llevar objetos de hasta 92 cm de alto, aprovechando el espacio entre el piso y el guarnecido del techo, y de un máximo de 96 cm de profundidad (mediciones del maletero). Un hándicap a la hora de introducir objetos pesados es que el borde de carga queda muy alto (79 cm) porque hay un pequeño resalte, que coincide con la cerradura del portón (imagen).
Dacia Duster. Modelo 2010.El espacio libre entre el suelo y el portón, cuando éste se abre, es suficiente como para que personas de talla normal puedan cargar y descargar el maletero sin necesidad de agacharse.
Para aumentar el espacio de carga, basta con reclinar los respaldos de los asiento traseros —están divididos en proporción 60/40—. No queda un fondo plano sino que hay una pequeña diferencia entre el piso del maletero y los respaldos.
Los objetos que se transportan en el interior del maletero se pueden ocultar gracias a una cortinilla que, a diferencia de otros todoterreno, no se guarda automáticamente. En su lugar, hay varias muescas en los laterales para poder colocarla en tres posiciones —totalmente estirada, a la mitad o completamente recogida—.
Para facilitar la sujeción de diferentes objetos, el maletero tiene cuatro argollas. Se echa en falta algún gancho portabolsas y algún espacio con red o sujeciones elásticas en los que transportar objetos como los triángulos de emergencia. Para iluminar el maletero, hay una pequeña luz en la zona izquierda.
La rueda de repuesto, siempre de emergencia y opcional (sin coste), va situada bajo la carrocería en las versiones de tracción delantera y en el interior del maletero, bajo el piso, en las variantes de tracción total.

El Dacia Duster es un todoterreno cómodo que da buen resultado en carretera y tiene una suspensión que filtra bien las irregularidades del terreno, ya sea en carretera o en vías sin asfaltar. Tiene un buen tacto de dirección, especialmente la versión Diesel de 86 CV —no pude probar la de 109 CV—. El habitáculo no está muy bien insonorizado.
La versión de tracción delantera puede superar ciertas dificultades sin problemas —roderas y pendientes no muy pronunciadas, por ejemplo— y se puede conducir con agilidad por caminos en buen estado.
La versión de tracción total, que sólo pude conducir en un circuito especialmente diseñado para probarlo fuera del asfalto, permite ascender y descender pendientes muy pronunciadas, realizar cruces de ejes y superar diferentes dificultades gracias al amplio recorrido de suspensión y al sistema de tracción total.

Dacia Duster. Modelo 2010. He podido tener una pequeña toma de contacto en carretera y pistas con las versiones 1.6 de 105 CV (gasolina) y dCi de 86 CV (Diesel), ambas con tracción delantera. Me parece preferible el Diesel, a pesar de ser menos potente, porque responde mejor a cualquier régimen de giro y, a falta de comprobarlo cuando hagamos nuestras mediciones, parece que permite hacer adelantamientos con mucha mayor rapidez.
Aunque no pude probarlo en el Duster, el otro motor Diesel (dCi de 107 ó 109 CV, en función del tipo de tracción), da muy buen resultado en algunos modelos de Renault, como el Clio (106 CV) o el Mégane (106 CV).
El Duster con motor Diesel de 86 CV es suave de funcionamiento y algo ruidoso, especialmente cuando funciona a bajas revoluciones, pero no llega a ser molesto. Va asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades que tiene muy buen tacto. Todas las marchas entran con suavidad y el guiado para poder pasar de una a otra es muy bueno.
El Duster con el motor de gasolina es más suave de funcionamiento y silencioso, pero su respuesta es peor que con cualquiera de los dos Diesel. Hay que utilizar más su cambio de marchas para conseguir una aceleración que permita moverse con agilidad. Lleva una caja de cambios manual de seis velocidades que también funciona correctamente.
En diferentes momentos, tanto en carretera como en vías sin asfaltar, me dio la sensación de que los frenos del Duster tenían una capacidad de deceleración pobre. Comprobaremos si esta sensación se mantiene cuando podamos probar el coche con detenimiento. El tacto del pedal de freno es mejor en la versión Diesel que en la de gasolina.

El Dacia Duster mide 4,31 m de longitud, 1,82 m de anchura y 1,62 m de altura. Comparte chasis con el Logan, aunque con algunas modificaciones.
La altura libre al suelo es grande —210 mm en las versiones con tracción total (4x4) y 205 mm en las de tracción delantera (4x2)—. Las cotas todoterreno son: 30° el ángulo de ataque, 23° el ángulo ventral y 36° el ángulo de salida.
En las versiones con tracción total conectable, la conexión de las ruedas posteriores se realiza mediante un embrague multidisco. Es el mismo que lleva el Nissan Murano pero con una programación específica desarrollado para adaptarlo al Duster.
El conductor puede seleccionar tres modos de funcionamiento: «2WD», «Auto» y «Lock». En el primero, el Duster circula siempre con tracción delantera, mientras que en el segundo el sistema varía el reparto de la fuerza del motor en función de la adherencia, pudiendo llegar a ser de hasta un 50% en las ruedas traseras —normalmente envía toda la fuerza a las delanteras—. El tercer modo («Lock») hace un reparto equitativo del par entre cada eje. Para seleccionar cada uno de los tres programas hay un mando en la parte baja de la consola central (imagen), el mismo que lleva el Nissan Qashqai.
Dacia Duster. Modelo 2010.La suspensión delantera del Duster es independiente de tipo McPherson con barra estabilizadora en todas las versiones. La posterior es diferente en función de si tiene tracción delantera o total. Así, las versiones 4x2 llevan suspensión semi-independiente de ruedas tiradas con un eje de torsión, mientras que las variantes 4x4 tienen una independiente de tipo McPherson con barra estabilizadora.
La suspensión delantera es la misma que llevan el Logan y el Sandero, pero adaptada para el Duster. La posterior de las versiones de tracción delantera procede del Logan Break, mientras que la de las variantes 4x4 comparte algunos elementos con la del Nissan Murano.


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner