McLaren 720S

El McLaren 720S es un deportivo biplaza de motor central-trasero y tracción trasera que reemplaza al McLaren 650S. Tiene un nuevo motor de gasolina de 720 CV y un nuevo chasis monocasco hecho con fibra de carbono. El 720S es el primer modelo de lo que McLaren llama la segunda generación de la familia Super Series.
El motor, cuyo código interno es M840T, es un V8 biturbo de 3994 cm³ de cilindrada. Está desarrollado a partir del M838T —el V8 biturbo de 3799 cm³ que McLaren utiliza en todos sus modelos—, pero el 41% de los componentes son nuevos. El aumento de cilindrada se debe a que la carrera de los pistones es mayor. Estos, juntos con las bielas y el cigüeñal son ahora más ligeros. Los turbocompresores son de doble entrada (en el M838T no) y tienen unas turbinas capaces de girar a más revoluciones. La caja de cambios es, como en el 650S, automática de doble embrague con siete relaciones.
La potencia máxima del motor es 720 CV a 7500 rpm y el par máximo es 770 Nm a 5500 rpm. El McLaren 720S puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, de 0 a 200 km/h en 7,8 segundos y de 0 a 300 km/h en 21,4 segundos. La velocidad máxima es 341 km/h. La masa del 720S con todos los fluidos necesarios para circular y un conductor de 75 kg es 1494 kg, 47 menos que el 650S.
mclaren-720s-2017-frontal-lateral

Los datos de aceleración son muy buenos, mejores, por ejemplo, que los de un Lamborghini Aventador S, que tiene un motor V12 de 740 CV, tracción en las cuatro ruedas y una masa de 1740 kg. El Aventador S acelera igual de rápido hasta 100 km/h, pero es más lento a 200 km/h (tarda 8,8 s) y a 300 km/h (tarda 24,2 s). La velocidad máxima sí es más alta que la del McLaren, 350 km/h. Un Ferrari 488 GTB es menos potente (670 CV) y también más lento que el McLaren (de 0 a 200 km/h en 8,3 s).
La fibra de carbono es el componente principal del chasis monocasco, que conforma el habitáculo y que sirve de anclaje para los subchasis de la suspensión. A este chasis McLaren le da el nombre de Monocage II y es 18 kilogramos más ligero que el que tiene el 650S. Además de una disminución de peso, otra de las ventajas que McLaren dice que tiene Monocage II es que al ser tan resistente puede hacer los pilares del techo más finos y por tanto, mejorar la visibilidad del conductor.
McLaren ha cambiado la posición de la toma de aire de refrigeración del motor que había en los paneles laterales del 650S, justo por detrás de las puertas. Ahora son las puertas las que sirven como canal para conducir el aire que viene del frente hasta el motor. Con esta solución el fabricante dice que el coche es más eficiente desde el punto de vista aerodinámico. Otro elemento que contribuye a incrementar la eficiencia aerodinámica es el nuevo alerón trasero que, además, en su posición de máximo de máxima carga aerodinámica da un 30% más de apoyo que en el 650S.
mclaren-720s-2017-interior-salpicadero
La suspensión es independiente en ambos ejes y de tipo paralelogramo deformable. Está gestionada por la segunda generación del sistema Proactive Chassis Control (el 720S es el primero en utilizarla). Este sistema tiene 12 sensores más que antes y una mayor rapidez de respuesta. Además de los tres modos disponibles hasta ahora —Comfort, Sport y Track—, hay una nueva funcionalidad llamada Variable Drift Control que deja ajustar al conductor con mucha precisión el grado de intervención del control electrónico de estabilidad, con el fin de permitir un mayor o menor deslizamiento del eje posterior.
Los neumáticos son Pirelli P Zero Corsa y sus dimensiones son 245/35 delante (sobre llantas de 19 pulgadas) y 305/30 detrás (sobre llantas de 20 pulgadas). Los discos de freno son de tipo carbocerámico, con un diámetro de 390 milímetros delante y 380 detrás. Los discos delanteros del 650S son un poco más grandes (394 mm), pero también más pesados y McLaren dice que el 720S tiene un sistema de frenado más potente. De acuerdo con el fabricante, 720S puede detenerse desde 200 km/h en 117 metros y 4,6 segundos; y desde 100 km/h en 29,7 metros y 2,8 segundos.
El panel de instrumentos es completamente digital y tiene la peculiaridad de que puede rotar 90 grados para mostrar un segundo panel estrecho y alargado con información esencial —marcha engranada, cuentarrevoluciones y velocímetro; imagen— con el fin de quitar distracciones cuando el conductor está conduciendo con mucha rapidez. A esta instrumentación McLaren le da el nombre de Folding Driver Display y hay un botón a la izquierda del volante (en los coches con el volante a la izquierda) para cambiar de un modo a otro.
El McLaren 720S mide 4,54 metros de longitud,1,93 metros de anchura y 1,20 metros de altura. Tiene dos maleteros, uno delante de 150 litros y otro detrás de 210 litros. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner