Mitsubishi i-MiEV

El Mitsubishi i-MiEV es un vehículo de propulsión totalmente eléctrica. En Japón está en venta desde julio de 2009. Su comercialización en Europa empezó a finales de 2010. En España está disponible desde 27.520 € (precio, equipamiento y ficha técnica).
Tiene una autonomía de unos 130 km y alcanza una velocidad máxima de 130 km/h. Es muy similar al Citroën C-Zero y el Peugeot iOn, ya que comparte con ambos gran parte de la estructura y el motor. El i-MiEV es 375 € más asequible que los otros dos (ficha comparativa).
Se basa en el Mitsubishi «i», un vehículo exclusivamente con motor de combustión disponible en Japón desde mediados de 2009. La versión europea del i-MiEV (galería de mágenes) tiene ligeros cambios estéticos con respecto a la japonesa (imagen).
Mitsubishi i-MiEV. Modelo 2011.Mitsubishi ha sustituido el motor de combustión, la transmisión y el depósito de combustible por un motor eléctrico, una batería de iones de litio, un inversor —adapta la corriente de la batería para que la pueda utilizar el motor— y otros componentes eléctricos.
El i-MiEV mide 3,47 metros de largo, 1,47 de ancho y 1,61 de alto. Es 7 centímetros más grande que el modelo del que deriva.
Un Tazzari Zero y un TH!NK City son más pequeños que el i-MiEV —y por lo tanto que el iOn y el C-Zero—. Además, sólo tienen dos plazas, mientras que los modelos de Peugeot, Mitsubishi y Citroën tienen cuatro. El Tazzari Zero es más asequible, no así el TH!NK CITY, mucho más costoso (ficha comparativa).
Aunque por tamaño podría ser una alternativa a utilitarios como el Hyundai i10, el KIA Picanto, el Nissan Pixoo el Toyota Aygo, ninguno de ellos está disponible con motor eléctrico y son mucho más económicos (listado). El Tata Indica Vista EV sí tiene motor eléctrico pero es algo mayor que el iOn, el i-MiEV y el C-Zero (30 cm). Llegará al mercado a lo largo de 2011.
Sistema de propulsión eléctrico
El motor da 49 kW (67 CV) a 8.000 rpm, con un par máximo de 180 Nm entre 0 y 2.500 rpm. Son unas cifras idénticas a las del Z-Cero y el i-iOn, salvo porque el Mitsubishi da el par máximo hasta menos revoluciones (ficha comparativa). El motor mueve las ruedas traseras a través de un diferencial —el i-MiEV es de propulsión trasera—. Es de tipo síncrono de imanes permanentes.
Funciona con la energía proveniente de una batería de iones de litio. Ésta puede ser recargada completamente conectándolas a la red eléctrica y de forma mucho más limitada mediante un sistema de autorrecarga cuando se circula: en las deceleraciones, cuando se levanta el pie del acelerador y no se acciona el freno, el motor hace de generador eléctrico.
Mitsubishi i-MiEV. Modelo 2011.El conductor puede comprobar cuándo se están recargando las baterías. En el cuadro de instrumentos, una aguja —similar a un cuentarrevoluciones— indica en qué momento se está empleando energía. En marcha, cuando el conductor levanta el pie del acelerador, la aguja pasa de la zona verde (consumo) a la azul (recarga). La velocidad se muestra en una pequeña pantalla digital (imagen).
La recarga del i-MiEV mediante conexión a la red eléctrica se puede realizar de dos formas. Por un lado, conectando el coche a la red convencional (230V), con lo que la batería estaría a plena carga en unas 5 horas. Por otro lado, un sistema de carga rápida trifásica permite recargar la batería un 80% en unos 20 minutos (más información).
Para la recarga normal, el i-MiEV lleva una toma en la parte trasera derecha. Un cable que Mitsubishi suministra con el coche permite conectarlo a la red eléctrica mediante un enchufe convencional (imagen). Para la recarga rápida hay otra toma en la parte trasera izquierda, con un tipo de conexión diferente (imagen). El coste aproximado de una carga total (5 horas) en tarifa diurna es de 1,5 €, mientras que en tarifa nocturna es de 1,2 € —para quien tenga contratado un sistema de doble tarificación—.
El i-MiEV lleva un cambio automático que se maneja mediante una palanca que tiene seis posiciones: «P» para aparcar, «R» para dar marcha atrás, «N» para poner el cambio en punto muerto, «D» para una conducción normal, «ECO» para una conducción con poco consumo de energía y «B» para bajar pendientes pronunciadas —se incrementa el freno motor y la recarga de las baterías—.
Algunas impresiones de conducción y equipamiento
El i-MiEV, que toma el nombre de las siglas de «Mitsubishi Innovative Electric Vehicle», está homologado para cuatro ocupantes y tiene un maletero de 166 litros. Es un coche muy manejable. Su motor eléctrico apenas hace ruido. Cuando se conduce no se percibe prácticamente ningún sonido procedente de él. Sin embargo, si se viaja en las plazas traseras sí se escucha ligeramente, lógico, ya que el motor va situado detrás. Al menos a baja velocidad, acelera con decisión y tiene una respuesta muy suave y agradable.
Mitsubishi i-MiEV. Modelo 2011.Tiene el mismo equipamiento de serie que el C-Zero y el iOn: seis airbags, control de estabilidad, faros antiniebla, aire acondicionado, equipo de sonido, elevalunas eléctricos en todas las plazas y llantas de aleación de 15 pulgadas, entre otros elementos (ficha de equipamiento).
No lleva rueda de repuesto, ya que su lugar habitual en el maletero está ocupado por el motor y la batería. En la parte delantera, el lugar habitual del motor, están los sistemas eléctricos de los limpiaparabrisas, la calefacción y el aire acondicionado. El guarnecido del portón del maletero está fabricado de «Green Plastic», un plástico que se obtiene de fibras de bambú.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner