La nueva Ford Ranger a prueba
La nueva Ford Ranger a prueba
En estos últimos meses hemos tenido la posibilidad de probar la mayoría de los vehículos que se lanzaron para conquistar el mercado de las pickups -Chevrolet S10 y Volkswagen Amarok-. Todos estos lanzamiento apuntan a alcanzar en la cima a la Toyota Hilux que este años sufrió un pequeño lavado de cara para seguir vigente entre sus clientes.

Esta vez nos llegó el turno de testear la novedosa Ford Ranger que ha sufrido un cambio completo con respecto a su antecesor. El flamante diseño global del modelo continúa con las líneas del Kinetic Design utilizado por la marca. La exclusiva serie Limited cuenta con varios detalles atractivos y lujosos como la parrilla de tres barras cromadas con la insignia del óvalo en el centro, los rieles portaequipaje en el techo y la continuación del techo, simil barra antivuelco, que no nos ha convencido.

La combinación entre el motor Puma TDCi l5 de 3.2 litros y 200 caballos de fuerza, el más potente del segmento, con la transmisión automática de seis marchas nos ha parecido, hasta aquí, la mejor oferta del mercado. Por ejemplo, la Chevrolet S10 cuenta con un de 2.8 Turbodiesel CTDI de 180 CV con caja AT de seis cambios con buen transito en ciudad, la Volkswagen Amarok dispone de un 2.0 Diesel con 180 CV con la excelente transmisión automática de ocho marchas y la Toyota Hilux equipa un 3.0 con 171 CV y caja automática de cuatro marchas. El sentimiento de poder que ofrece el propulsor de la Ford Ranger es superior a la de sus competidores.
Test: Ford Ranger
Test: Ford Ranger
Cabe destacar que los pasos de marchas de la transmisión son notorios y con algunos tironeos por la potencia del motor. Por encima de ella, está la caja de ocho relaciones que equipa la Volkswagen Amarok. Un punto destacado es que la Ranger, al igual que la S10, todavia posee el interruptor manual para seleccionar el modo de tracción, algo que se omite en la Amarok AT de tracción 4×4 permanente.

Aunque probamos el modelo Limited, es de destacar que la gama de la Ford Ranger es la única que ofrece una motorización naftera de 2.5 litros y 166 caballos de potencia.

El interior es novedoso y mantiene la misma tendencia que ofrece el Fiesta KD. Con buena calidad de materiales y terminaciones, la versión Limited, testeada por Conduciendo.com, proveía de navegador satelital, único modelo que lo ofrece del segmento, tapizado de cuero, volante multifunción, sistema voice to control y una consola central completa. Creemos que la parte instrumental es algo pequeño y confusa.

En esta última década el segmento de las pickups de doble cabina ha crecido raudamente. En estos años, las marcas han trabajado para mejorar la habitabilidad de las plazas traseras y con el paso del tiempo lo van logrando. Por supuesto que no vamos a estar igual de confortable que en un sedán, pero la Ford Ranger está en condiciones de soportar a dos adultos en viajes largos y tres en trayectos cortos. La gran mejoría se da en la “nueva” inclinación de los respaldos.
El interior de la Ford Ranger con estilo Kinetic Design
El interior de la Ford Ranger con estilo Kinetic Design
En cuanto a seguridad, también está por encima de sus competidores. En la configuración de serie de la opción Limited suma seis airbags, frenos ABS (antibloqueo) con EBD (distribución de la fuerza del frenado electrónicamente), control de estabilidad (ESP) y de tracción (TCS), protección contra impactos laterales, columna de dirección colapsable, cámara posterior visualizadora del retroceso y la asistencia al arranque en pendientes (HLA). El único faltante destacable son los ganchos ISOFIX. Este completo equipo es donde Ford ha hecho hincapié para conquistar a todos los clientes.

Desde principios de años se venía hablando que estos doce meses iban a ser “la competencia” del segmento de las pick-ups. Los diferentes lanzamientos dan muestra de ello y pone en jaque el longevo liderazgo de la Toyota Hilux.

En 2011, el producto de la marca japonesa lideró las ventas con el 31,8 por ciento, seguido por la Volkswagen Amarok con 22,9, la vieja generación de la Ford Ranger con 22,3 y el modelo anterior de la Chevrolet S10 con 13,5. Aunque la confiabilidad y la trayectoria de la Hilux siguen en pie, creemos que con los nuevos productos va a llegar el fin del liderazgo.

Como dijimos y pensamos, todos estos excelentes atributos de la Ford Ranger se ven afectados por el valor del modelo. En comparación con sus competidores, es el producto más costoso, aunque ofrece una variedad de trece opciones para que se pueda ajustar al bolsillo de cada cliente.

La nueva Ford Ranger llegó para liderar el mercado y tiene cualidades para poder hacerlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner