El Porsche Cayman R, con 330 caballos



Porsche evoluciona el Cayman para presentar la versión más deportiva, el Cayman R, que llegará a los concesionarios en el mes de febrero de 2011 con un precio para el mercado español de 79.082 euros.
A diferencia del Cayman S, este modelo es 55 kilos más ligero y 10 caballos más potente. Además, los ingenieros de Porsche le han dotado de un chasis deportivo especialmente adaptado que logra un comportamiento aún mejor que el del Cayman S.

El nuevo coupé con motor central está propulsado por un afinado motor de seis cilindros y 3.4 litros, que desarrolla 330 CV.
Con la configuración de serie la potencia se transmite a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de seis velocidades, y con ello se consigue una aceleración de 0 a 100 km/h de 5 segundos.
Opcionalmente puede montar la transmisión de siete marchas y doble embrague Porsche Doppelkupplungsgeitriebe (PDK), que reduce ese tiempo de aceleración a los 4,9 segundos.
Y para unas prestaciones aún más espectaculares, el Cayman R puede incorporar el paquete opcional Sport Chrono, que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,7 segundos. El nuevo coupé de motor central es capaz de alcanzar los 282 km/h de velocidad máxima con la caja de cambios manual y los 280 km/h con la PDK.
Su consumo medio, según la normativa europea NEDC, es de 9,7 l/100 km, para la versión de seis marchas, y de 9,3 l/100 km en la de cambio PDK. El reto principal durante la fase de diseño del Cayman R fue mejorar todavía más las excelentes prestaciones, cualidades dinámicas y agilidad por medio de una reducción de peso considerable.
Con un peso DIN en vacío de sólo 1.295 kilos, los ingenieros de Porsche han sido capaces de bajar la relación peso/potencia del coupé con la transmisión manual de serie hasta los 3,9 kilos por caballo, una cifra que en la variante de transmisión PDK queda en 4 kg/CV.
El mayor ahorro se ha logrado gracias al empleo de componentes ligeros y sin tener que eliminar equipamiento. Igual que en los 911 GT3/GT3 RS y Boxster Spyder, también está disponible una batería opcional más ligera de litio-ión. Además, el modelo cumbre de la familia coupé con motor central lleva las llantas de 19 pulgadas más ligeras que existen en toda la gama Porsche. El juego completo de llantas pesa menos de 40 kilos.
El carácter purista y las intenciones del Cayman R se pueden adivinar a primera vista. La silueta alargada de la carrocería, que se ha rebajado en 20 milímetros en comparación con el Cayman S, se combina con un spoiler trasero fijo diferente, unas llantas plateadas de gran calidad y numerosos elementos deportivos, tanto en el interior como en el exterior, que garantizan una apariencia exclusiva.
El embellecedor negro de los faros, los retrovisores de ese mismo color y la palabra “PORSCHE” rotulada en los laterales (en tono de contraste negro o plata, dependiendo de la pintura del coche), son claves de diseño tomadas de los clásicos Porsche de competición.
Precisamente esa rotulación fue el sello del primer Porsche que utilizó la “R” en su denominación, el 911 R de 1967. Este modelo fue creado para las carreras en una pequeña serie limitada a 19 unidades.
El “R” fue un prototipo basado en el coupé de serie con el motor Carrera 6 de 210 CV y, gracias a sus muchos componentes plásticos y a su extremadamente espartano equipamiento, pesaba sólo 830 kilos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner