Mercedes-Benz F 800 Style

El Mercedes-Benz F 800 Style es un prototipo de 4,74 m de longitud, por lo tanto es de menor tamaño que el Clase E. Algunas de sus soluciones técnicas estarán en el futuro Clase S, que aparecerá en 2012.
Una de ellas es que está desarrollado para alojar dos sistemas de propulsión: uno híbrido (compuesto por un motor de gasolina y otro eléctrico) y otro de pila de combustible. Mercedes-Benz asegura que la próxima generación del Clase S tendrá un sistema híbrido de características parecidas.
Aunque no he podido conducir el F 800 Style (iba de copiloto), sí he probado el mismo día, a baja velocidad, un Clase S con este mismo sistema de propulsión híbrido. La ausencia de ruido es casi total hasta que el motor de gasolina tiene que entrar en funcionamiento. Cuando eso ocurre, que si se acelera con normalidad es tarde, se percibe un pequeño tirón. Supongo que cuando llegué la versión de producción lo corregirán. 
Mercedes-Benz F 800 Style. Prototipo 2010.El sistema de apertura de puertas —las dos delanteras se abren de la forma habitual y las traseras se deslizan hacia atrás, paralelas a la carrocería— facilita mucho el acceso y salida del habitáculo ya que, además, no hay un montante central.
Tiene cinco plazas (imagen), aunque la central trasera puede convertirse en un apoyabrazos con un sistema multimedia (imagen). Los asientos de F 800 Style están diseñados para que sean muy ligeros. Están fabricados con magnesio, fibra de carbono, tela y madera. Galería de imágenes del interior.


Variante de propulsión híbrida


El sistema híbrido está compuesto por un motor de 3,5 litros, V6, de inyección directa de gasolina con 300 CV y otro eléctrico de 109 CV. El motor eléctrico está colocado entre el motor térmico y la caja de cambios (una 7G-Tronic), en la parte frontal del vehículo. La batería está colocada debajo de los asientos traseros (imagen).

Las funciones del motor eléctrico son hacer de motor de arranque, impulsar el coche por sí solo y aumentar la aceleración que pude dar el motor térmico, además de funcionar como generador eléctrico.
Mercedes-Benz F 800 Style. Prototipo 2010.Con 409 caballos de potencia máxima, las prestaciones son muy buenas —acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos— y el consumo bajo —2,9 l/100 km—. En modo eléctrico puede alcanzar 120 km/h y recorrer hasta 30 km/h (otro prototipo anterior, el Vision S 500 Plug-in HYBRID, sólo podía rodar hasta 75 km/h).
Es un híbrido enchufable. Esto significa que la batería se recarga conectándola a un enchufe. También lo hace, en mucha menor medida, en fases de deceleración; en esas condiciones, el motor eléctrico hace de generador.
En la pantalla que hay en la consola (imagen) es posible visualizar un mapa que indica hasta dónde se puede llegar con la autonomía restante (función «Range on Map»). El manejo de la información que aparece en esta pantalla es peculiar: según Mercedes-Benz, los clientes solicitan pantallas táctiles pero eso supone un inconveniente porque hay que colocarlas al alcance de la mano y, por tanto, próximas al conductor. Los ingenieros del F 800 Style lo han resuelto de la siguiente manera: han colocado la pantalla alejada del conductor pero, a la altura de su mano, hay un sensor táctil («touchpad», como el ratón de los ordenadores portátiles) para manejarla. Y para dar la sensación de que se está tocando directamente la pantalla y no un mando, en la primera se visualiza superpuesta, con cierta transparencia, la mano de quien manipula el «touchpad», mediante la imagen que capta una cámara (imagen).

Variante de propulsión por pila de combustible
En su variante de pila de combustible, el F 800 Style está impulsado exclusivamente por un motor eléctrico de aproximadamente 100 kW (136 CV). La corriente eléctrica necesaria para la propulsión se genera en una pila de combustible: la reacción química del hidrógeno con el oxígeno libera energía eléctrica que sirve para alimentar el motor eléctrico y para acumularse en las baterías.

Mercedes-Benz F 800 Style. Prototipo 2010.El hidrógeno (H2) que utiliza está en estado gaseoso y se conserva a una presión de 700 bares en cuatro depósitos. Su capacidad total es de 54,2 kilogramos, suficiente para una autonomía de unos 570 kilómetros. El consumo medio del F800 es 0,9 kg de hidrógeno cada 100 km y alcanza 180 km/h.

El motor eléctrico se sitúa entre las ruedas traseras y la batería de iones de litio detrás del respaldo de los asientos traseros. Los cuatro depósitos de hidrógeno están en el túnel de la transmisión, entre los pasajeros y debajo de la banqueta trasera (imagen).

Durante 2010 Mercedes-Benz tiene previsto comercializar, en una serie muy corta y sólo en algunos países, el Mercedes-Benz B Fuel Cell. Este coche funciona con un sistema de propulsión de pila de combustible. Actualmente en España la red de hidrogeneras es muy escaso. (Pincha aquí para saber más de la pila de combustible

Equipamiento
El F 800 presenta una serie de elementos de equipamiento novedosos.
El programador de velocidad activo «Distronic Plus» tiene una nueva función de asistencia en atascos. Además de mantener una velocidad y una distancia respecto al vehículo precedente (guiado longitudinal), también puede seguir su trayectoria no rectilínea, siempre que no se trate de una curva de poco radio. De este modo, a baja velocidad (hasta 40 km/h), el coche es capaz por sí sólo de seguir al vehículo que está delante en el atasco, sin intervención del conductor. Por motivos de seguridad, hay que sujetar siempre el volante; si no se hace, a los seis segundos el sistema advierte de que se va a desconectar. Tampoco reinicia la marcha por sí solo cuando, tras pararse, el vehículo de delante se pone en movimiento; el conductor debe indicarlo presionando ligeramente el pedal del acelerador o actuando sobre la palanca del programador de velocidad.
Mercedes-Benz F 800 Style. Prototipo 2010.El sistema funciona gracias a varios radares y una cámara estéreo (imagen) que reconoce tanto las marcas viales de la calzada, como los vehículos que circulan por delante (hasta 50 m). El conductor puede anular en cualquier momento esta función. Si el vehículo de delante cambia de carril, el Distronic Plus no le sigue.

La protección previa a un impacto por detrás («PRE-SAFE 360º») es capaz de detectar un posible alcance. En tal caso activa los frenos unos 600 milisegundos antes del choque. Mercedes-Benz argumenta que «si se frena un vehículo detenido antes de sufrir un choque por alcance, es posible evitar accidentes secundarios, como que el vehículo afectado salga despedido hacia un cruce». Su función queda anulada si el conductor acelera para alejarse, por ejemplo, de la zona de peligro. Otra función adicional de este sistema es que, también antes que se produzca un impacto, acerca los reposacabezas a los ocupantes (mediante un resorte) para que ofrezcan mayor protección.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner