Smart Fortwo electric drive

Es una versión eléctrica del smart fortwo. La primera generación, que se presentó en 2007, sólo estuvo disponible en Londres en una pequeña serie de 100 unidades (algunas diferencias entre ambas generaciones).
De esta segunda generación se comercializarán 50 unidades en España (de un total de 1.500), que, mediante la fórmula de renting (750 Euros mensuales más IVA, durante cuatro años), serán asignadas por smart a diversas instituciones y empresas que deseen utilizarlo. En 2012 estará en venta una tercera generación, que será posible adquirir por particulares. La única diferencia prevista con el de 2010 tiene que ver con la batería, ya que Daimler (propietaria de smart) y Evonik están trabajando para hacer una propia —la actual la fabrica Tesla—que sea menos costosa y que tenga una densidad de energía mayor.
Tras girar la llave de contacto y mover la palanca del cambio a la posición «D», basta con pisar el acelerador para que el smart electric drive se ponga en movimiento. Por cómo inicia la marcha, tan sólo la ausencia de vibraciones procedentes de un inexistente motor de combustión y su ruido, sustituido por un zumbido (que al principio me ha parecido curioso pero que según pasaban los kilómetros se me ha ido haciendo molesto), delatan que no se trata de un coche normal.
smart fortwo electric drive. Modelo 2010.La aceleración de 0 a 50 km/h es buena (según smart, tarda lo mismo en alcanzar 60 km/h que el fortwo de gasolina); de ahí hasta unos 80 km/h, se nota que le cuesta ir ganando velocidad; y de 80 hasta el límite, 100 km/h, la aceleración es pobre, lo que obliga a actuar con anticipación si hay que rebasar algún vehículo más lento y no queremos resultar una molestia a los vehículos que van más rápido.
El tacto del freno es raro: duro y difícil de dosificar con precisión. A diferencia de lo que ocurre en otros coches eléctricos, en el smart, al levantar el pie del acelerador, no se produce una retención muy grande. La sensación es parecida a la de un coche normal.
Lo he conducido por Madrid y alrededores, un total de unos 100 kilómetros, repartidos por el centro de la ciudad y por autovías. Los primeros 14 km han sido por avenidas con tráfico y semáforos. He empezado con la batería casi completamente cargada (el indicador no llegaba al 100 por ciento) y he terminado sin llegar a agotar el primer 10 por ciento. Al tomar la M-30 (una vía rápida con límite de 90 km/h), la aguja de la reserva de energía a comenzado a girar mucho más rápido. Tras 30 kilómetros por vías rápidas, la batería estaba al 60 por ciento aproximadamente. La autonomía homologada es135 km.
La carrocería y el habitáculo son idénticos a los del resto de versiones del fortwo. El Mitsubishi i-MiEV y el Citroën C-Zero también son vehículos eléctricos aunque tienen cuatro plazas y unas dimensiones mayores.
Técnica
El fortwo electric drive lleva un motor eléctrico de imanes permanentes que da 20 kW (27 CV), aunque llega a dar 30 kW (41 CV) en fases de máxima aceleración y durante un máximo de dos minutos gracias a una función denominada «overboost» que se activa pisando a fondo el acelerador (se nota cómo se vence una resistencia). No hay una caja de cambios con varias relaciones, tan sólo un único desarrollo; la marcha atrás se obtiene invirtiendo el sentido de giro del motor.
La energía se almacena en una batería de iones de litio. Sólo puede recargarse en una toma de corriente convencional de 230 V (8 horas para una carga total, menos de la mitad para recargar hasta un 80 por ciento), no tiene recarga rápida (según nos han contado, encarecería mucho el coche). El cable necesario está colocado en un hueco que hay en el portón, en el lado interior. El cable tiene unos botones para activar la recarga una vez que se ha conectado en ambos extremos. Una vez que comienza el paso de corriente no se puede desconectar el cable si no se introduce un código de seguridad (en el enchufe de casa no es necesario, tan sólo en los puntos de recarga públicos)
La batería también se recarga un poco en las fases de deceleración. Está situada en la parte baja de la carrocería, entre ambos ejes, y no resta espacio en el habitáculo —el espacio interior es el mismo que en el resto de versiones del fortwo (mediciones interiores)—. Tiene una capacidad de 16,5 kWh.
smart fortwo electric drive. Modelo 2010.Hay un sistema de gestión de la batería que controla la tensión, la intensidad y la temperatura de ésta. En el caso de que alguno de estos parámetros no esté en los límites correctos, el sistema es capaz de reducir la potencia que da el motor eléctrico, por ejemplo cuando se asciende una pendiente y se requiere la máxima aceleración pero la tensión o la temperatura de la batería no son las adecuadas.
La batería funciona con corriente continua de alto voltaje, por lo que un convertidor de corriente es el encargado de transformarla en corriente alterna para que el motor eléctrico pueda funcionar.

Esta batería también alimenta elementos eléctricos como la calefacción (no tiene un motor térmico que produzca calor) y el aire acondicionado. Hay una función que permite conectar estos dos elementos cuando el coche se está cargando, tanto en la red convencional como en los postes de recarga rápida, para enfriar el habitáculo en verano o calentarlo en invierno.
El fortwo electric drive tiene un dispositivo capaz de adaptar los procesos de recarga a determinadas variables como las diferentes tarifas eléctricas. Así, por ejemplo, si el coche va a permanecer estacionado durante un periodo de tiempo prolongado, la recarga de la batería puede iniciarse únicamente en los horarios en los que la electricidad es más barata (generalmente por la noche si se tiene contratada una tarifa específica). Otra función permite al conductor controlar el grado de carga de la batería y la autonomía del coche a través del teléfono móvil.
El coste de mantenimiento es inferior al de las versiones del fortwo con motor de combustión interna porque la batería, el motor eléctrico y los demás componentes del sistema de propulsión eléctrico no tienen que ser sometidos a revisión y ajuste periódicamente como sí ocurre en los coches con motor Diesel o de gasolina.
Carrocería, habitáculo y equipamiento
smart fortwo electric drive. Modelo 2010.Todos los smart fortwo electric drive llevan parte de la estructura, las llantas de aleación, las carcasas de los retrovisores exteriores y ciertos detalles interiores pintados en color verde (galería de imágenes). El salpicadero del fortwo electric drive tiene dos indicadores de forma esférica (imagen) que informan de la carga de la batería y la energía obtenida mediante la auto recarga en las fases de deceleración y frenada.
Esta versión del smart fortwo lleva de serie aire acondicionado, radio CD MP3, servodirección eléctrica, elevalunas eléctricos, retrovisores exteriores calefactables y regulables eléctricamente, volante en cuero de dos radios, pomo de la palanca de cambio en cuero y llantas de aleación de 12 radios.
Se fabrica, desde mediados de noviembre de 2009, en la planta que smart tiene en Hambach (Francia). Es la segunda generación del fortwo electric drive —la primera se lanzó en 2007 en una pequeña serie de unas 100 unidades que forman parte de un proyecto conjunto entre smart y el Ayuntamiento de Londres (Inglaterra)—.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner