Volkswagen Amarok

El Volkswagen Amarok es un pick up de 5,25 m que se puede adquirir desde 26.885 € si se matricula como turismo (todos los precios). Está pensado para un uso profesional y sobresale por sus buenas cualidades como todoterreno.

El Amarok es un pick-up con una buena capacidad para circular por terreno complicado gracias a la tracción total —si la tiene— y a los distintos sistemas electrónicos y mecánicos. Tiene unas reacciones normales en carretera.
En autovía y autopista, circulando a una velocidad alta, transmite sensación de seguridad. De hecho, da una mayor confianza en estas condiciones que algunos todoterrenos, como un Mitsubishi Montero, porque su carrocería tiene movimientos menos amplios. Sobre asfalto ondulado o bacheado su estabilidad se deteriora y eso se nota en que hay que hacer ligeras correcciones en la dirección para mantener la trayectoria.

Lo hemos conducido con la suspensión de serie, lastrado con unos 200 kg y sin lastrar. No lo hemos conducido con la suspensión opcional «Heavy-Duty», que es del mismo tipo que la de serie pero pensada para resistir más esfuerzos (más información). Como es frecuente en este tipo de vehículos la suspensión trasera es de eje rígido con ballestas, que no suele estar pensada para dar mucho confort a los ocupantes.

Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Sin carga, no es particularmente cómodo, ya que se transmiten todas las irregularidades del asfalto y del campo al interior, aunque quizá no tanto como un Toyota Hilux. Con carga, es ligeramente más cómodo.
El motor 2.0 TDI de 163 CV, una variante del de 180 CV que tiene el Multivan, da un buen resultado en el Amarok. Tiene bastante fuerza desde 1.500 rpm hasta por encima del régimen de potencia máxima (4.000 rpm). Al menos con poca carga, resulta suficiente para incorporarse a una vía rápida o realizar un adelantamiento con seguridad. Desde parado, sale con mucha agilidad, en parte por la fuerza del motor en parte porque la primera marcha es corta (7 km/h cada 1.000 rpm).
El sonido del motor es poco perceptible en el interior, salvo cuando se circula a baja velocidad y a un régimen alto, ya que queda tapado por el de rodadura —en asfalto, lo hemos conducido con neumáticos Bridgestone Dueler H/T 245/65 R17, cuya sonido de rodadura es claramente perceptible— y el del viento al chocar con la carrocería.
Los frenos son de discos ventilados de 288 mm delante y de discos de 256 mm detrás. Al menos en las condiciones en las que lo hemos conducido, detienen al Amarok en distancias que parecen normales para un coche de este tipo. No obstante, para ello hay que pisar firmemente el pedal de freno, ya que frena muy poco en el recorrido inicial del pedal.
Conducción fuera del asfalto
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Hemos conducido el Amarok con tracción total conectable, reductora y diferencial trasero bloqueable en un pequeño circuito con lluvia fuerte. La unidad de pruebas llevaba neumáticos Continental CrossContact LX 107 T (245/70 R16).
Con estos neumáticos tenía una adherencia suficiente en terreno mojado, salvo al subir una fuerte pendiente con mucho barro que no pudo porque las ruedas deslizaban y no podían transmitir fuerza al suelo. Algunas versiones del Amarok llevarán unos neumáticos más pensados para un uso intenso en campo (205 R16 C 110/108T).
El resto de pruebas, pendientes fuertes, descensos pronunciados, paredes laterales, trialeras, cruces de ejes y vadeo de unos 50 cm, las superó sin problemas. Lo cierto es que no fueron pruebas difíciles para el Amarok (posiblemente también las habrían superado otros todoterrenos y pick-up con cualidades camperas y un buen recorrido de suspensión). Normalmente los fabricantes en las presentaciones a la prensa preparan circuitos que sus vehículos superan con facilidad.
La distancia libre al suelo es de 249 mm, es un dato normal para un pick-up con este tipo de suspensión. Algunos todoterrenos con suspensión neumática pueden superar los 300 mm.
Ayudas electrónicas y mecánicas
Tiene un programa para facilitar la conducción por superficies blandas y sin asfaltar («Off-Road») que, mediante una tecla ubicada en la consola central, permite modificar el funcionamiento del ABS, del control de tracción y estabilidad y del asistente de descenso de pendientes. Se puede conectar en marcha hasta una velocidad de 100 km/h.
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.La mayor diferencia entre conducir con este sistema conectado o desconectado se encuentra al frenar en una superficie con barro. Con el sistema «Off-Road» conectado, el ABS permite que las ruedas se bloqueen ligeramente antes de entrar en funcionamiento. De esta forma, el propio barro va frenando las ruedas y la frenada se puede acortar respecto a si llevamos el sistema desconectado (en el que las ruedas no se bloquean).
Otra función de este programa es un sistema de control de descenso. Puede mantener una velocidad desde 2 km/h hasta 30 km/h, interviniendo en los frenos. Es posible bajar pendientes pronunciadas en punto muerto o con la marcha engranada, dejando al sistema que frene por sí sólo. El conductor puede seleccionar la velocidad del descenso accionando el freno o el acelerador.
En todas las versiones, el control de tracción frena las ruedas traseras si éstas patinan. Opcionalmente, se puede pedir un diferencial trasero bloqueable mecánicamente, que reparte equitativamente la fuerza del motor entre las ruedas traseras. Este dispositivo aumenta la motricidad, por ejemplo, cuando sólo una de las ruedas traseras está en contacto con el suelo.

El interior del Amarok se distingue por su amplitud y por la solidez que transmite su acabado. Además, tiene una zona de carga amplia.
Como en otros modelos de Volkswagen, el puesto de conducción es bueno por las amplias regulaciones del volante y de los asientos y porque todos los mandos de manejo del vehículo quedan a mano.
El asiento del conductor puede ir situado bastante bajo con relación al suelo, algo que agradecerán los conductores de estatura superior a la media que no les guste ir sentados en una posición alta. Los conductores de estatura normal deben ir sentados más bien altos para poder ver dónde termina el morro del vehículo.
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Llama la atención la calidad de los asientos de las versiones «Highline», que dan una gran sujeción lateral (imagen). Hay muchos turismos, gran parte de ellos con una vocación «deportiva», que no cuentan con unos asientos tan buenos. Los asientos de las versiones menos costosas (imagen) también son cómodos y tienen una sujeción lateral suficiente para este tipo de vehículo.
Detrás hay espacio suficiente para tres adultos, aunque los asientos delanteros vayan muy retrasados. Hay mucha amplitud en todas las dimensiones, pero sobre todo en anchura y en distancia al techo. En las plazas traseras laterales hay fijaciones Isofix para asientos infantiles.
El acceso al interior es bueno porque las puertas tienen un ángulo de apertura grande y dejan un hueco más que suficiente para entrar con comodidad. Hay unos tiradores en los pilares A y B de la carrocería para ayudarse a entrar.
Acabado y sitios para dejar objetos
Aunque tiene materiales de una calidad inferior a la de otros modelos de Volkswagen, transmite sensación de durabilidad y de solidez. Todos los plásticos del interior son duros, aunque tienen un tratamiento superficial que los hace agradables al tacto, y están muy bien ajustados entre sí.
En general, el tacto de todos los mandos transmite calidad. Algunos elementos del habitáculo como el cuadro de instrumentos, el equipo de sonido, el climatizador o el volante son parecidos a los que llevan otros modelos de Volkswagen, como el Golf o el Polo.
Repartidos por todo el interior, hay muchos lugares para dejar o guardar objetos: bolsas en las puertas con capacidad para botellas de 1,5 l delante y 1,0 l detrás (imagen), guantera refrigerada, dos compartimentos abiertos en la consola central, cajones bajo los asientos delanteros, reposabrazos delantero con un amplio compartimento, varios posavasos y tomas de corriente.
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Además, bajo las salidas de ventilación de la consola central (imagen) se puede fijar un receptáculo que puede usarse para dejar una lata de bebida (y mantenerla fría o caliente), el cenicero portátil u otros elementos.
Zona de carga
El Amarok tiene dos zonas de carga: los asientos traseros y la plataforma exterior.
La banqueta de los asientos posteriores se puede levantar y apoyar sobre los respaldos (como las butacas de los cines imagen), de tal forma que es posible introducir objetos altos y estrechos. No es una banqueta corrida, sino que está dividida en una proporción 1/3-2/3. El Honda Civic lleva un sistema similar en los asientos traseros (imagen). También es posible plegar el respaldo sobre la banqueta (imagen).
En el compartimento exterior, tiene una superficie de carga de 2,52 m²: 1,55 m de largo por 1,62 m de ancho máximo (1,22 m de ancho donde están los pasos de rueda). Las paredes de la caja miden 51 cm de altura. El portón se abre en un ángulo de 90º para que la superficie de carga sea plana (imagen) y puede soportar un peso de 250 kg. El borde de carga queda a 78 cm del suelo.
Hay cuatro anillas de sujeción en las esquinas de la plataforma de carga para sujetar los objetos que se transporten en ella. También lleva una toma de corriente de 12 V.
En función de si elegimos la suspensión «Confort» o la reforzada «Heavy-Duty» (más información sobre los dos tipos de suspensión), la capacidad de carga varía. Las versiones con la primera, pueden transportar hasta 948 kg de carga (sumando el peso de los ocupantes y de la carga de la plataforma). Con la suspensión reforzada, la capacidad de carga aumenta hasta 1.147 kg.
Ambas versiones pueden remolcar hasta 2.800 kg (750 kg si el remolque no dispone de sistema de frenado).

Tipos de tracción

Hay versiones con tracción total permanente, total conectable y trasera.
Las variantes de tracción total conectable tienen reductora para facilitar su utilización fuera del asfalto. Al conectar la tracción total los semiejes delantero y trasero giran solidariamente (no hay diferencial central). Por esta razón, sólo se puede ir con las cuatro ruedas conectadas cuando la adherencia es muy baja.
Las versiones de tracción total permanente llevan un diferencial central tipo Torsen que, normalmente, distribuye la fuerza del motor en una proporción 40/60 entre el eje delantero y el trasero (puede hacerlo en otra proporción en función de las condiciones de adherencia).
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.En todas las versiones, el control de tracción frena las ruedas traseras si éstas deslizan. Opcionalmente, se puede pedir un diferencial trasero bloqueable mecánicamente, que reparte equitativamente la fuerza del motor que recibe el eje trasero entre las ruedas.
Chasis y suspensión
El Amarok mide 5,25 m de longitud, 1,94 m de anchura y 1,83 m de altura, con una distancia entre ejes de 3,09 m. Es posible montar unos pasos de ruedas de mayor tamaño, que hacen que la anchura total se incremente 10 mm.
Es algo más grande que el Ford Ranger y similar al Nissan Navara y el Toyota Hilux (ficha comparativa). Estos dos últimos, junto al Amarok, son los pick up matriculables como turismos de mayor tamaño que se venden en España.
El chasis es de largueros y travesaños, no monocasco como la mayoría de turismos y todoterreno actuales.
Tiene dos tipos de suspensión: «Confort» y «Heavy-Duty». En ambos casos es independiente de paralelogramo deformable en el eje delantero y de eje rígido con ballestas como elemento elástico en el eje trasero. La diferencia está en el número de ballestas de una y otra: tres en la «Confort» y cinco en la «Heavy-Duty», lo que varía la capacidad de carga (más información).
La suspensión reforzada sólo puede elegirse en versiones con tracción trasera o total conectable.

Inicialmente está disponible con carrocería de doble cabina —cuatro puertas y cinco plazas en dos filas de asientos—. La variante con cabina simple —dos puertas y dos plazas en una única fila de asientos— no llegará hasta verano de 2011.
Únicamente está en venta con dos motores Diesel, un 2.0 TDI de 122 CV y un 2.0 TDI de 163 CV. Los dos están sobrealimentados mediante turbocompresor —uno en el caso del menos potente y dos en el caso del más potente—. Van asociados a una caja de cambios manual de seis velocidades. En 2012 también se podrá optar por una transmisión automática.
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Hay tres tipos de tracción: total permanente, total conectable y trasera. Las versiones de tracción total conectable tienen reductora, por lo que son las más adecuadas para utilizar por terreno complicado (más información).
Según las previsiones de Volkswagen, la versión que concentrará más ventas será la del motor 2.0 TDI 163 CV con tracción total y nivel de equipamiento «Trendline». Se puede adquirir desde 33.809 €.
Es un pecio semejante al del Toyota Hilux. Hay otros pick-up a partir de 140 CV que son mucho más económicos, como el SsangYong Actyon Sports Pick Up, el TATA Xenon o el Mazda  BT-50 (listado).
Con cualquiera de los dos motores, el Amarok es el pick up que menos consume de los que actualmente están en venta en el mercado español y se pueden matricular como turismo (listado de pick up de hasta 5,50 m de longitud con motor Diesel de entre 100 y 180 CV ordenado por consumo).
Este pick up da buen resultado en carretera porque transmite confianza circulando a alta velocidad, sobre todo si el firme está en buen estado. Si está bacheado, la estabilidad lineal se degrada ligeramente. Circulando por campo, es capaz de superar obstáculos de cierta dificultad gracias al buen funcionamiento de la tracción total, la suspensión y las diferentes ayudas electrónicas y mecánicas (más impresiones de conducción).
Interior y equipamiento
El habitáculo del Amarok se distingue por su amplitud y por un acabado que transmite mucha robustez. Tiene una buena capacidad de carga, tanto en el interior, en la zona de los asientos traseros, como en el compartimento exterior (más impresiones del interior).
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Está disponible con tres niveles de equipamiento: «Básico», «Trendline» y «Highline».
El primero de ellos está más enfocado a los compradores que vayan a utilizar el Amarok como vehículo industrial. Por ejemplo, para evitar daños en la pintura, hay ciertos elementos de la carrocería que son de plástico sin lacar —paragolpes, tiradores de apertura de las puertas y retrovisores exteriores—.
Todas las versiones llevan de serie cuatro airbags, control de estabilidad con función de estabilización de remolque y asistente de arranque en pendiente. Elementos como los faros antiniebla, el programador de velocidad y el climatizador sólo son de serie en las versiones más equipadas. Las variantes «Highline» se distinguen por ciertos detalles exteriores e interiores cromados y por la tapicería de cuero (fichas de equipamiento).
Algunas opciones disponibles son el control de distancia en aparcamiento trasero, equipo de navegación o las llantas de aleación de hasta 19 pulgadas. Como accesorios, se puede disponer de cubierta para la carga (imagen), barras de protección en caso de vuelco (imagen) y estribos laterales (imagen), entre otros.
Otros detalles
El diseño del frontal es similar al de los últimos modelos de Volkswagen, como el Touareg o el Polo. Los pilotos son similares a los de este último (imagen). Las versiones de tracción total conectable llevan el número 4 del emblema «4Motion» de la parte trasera en color rojo (imagen), mientras que las de tracción total permanente lo tienen de color negro (imagen).
Volkswagen Amarok. Modelo 2011.Volkswagen adelantó el aspecto del Amarok con el prototipo SAR (imagen), que fue presentado en el Salón Internacional de Vehículos Comerciales de Hannover (Alemania) de 2008.
El Amarok se fabrica en la planta que Volkswagen tiene en Pacheco, una ciudad de la provincia de Buenos Aires (Argentina). Su denominación significa lobo en la lengua Inuit de los esquimales del norte de Canadá y Groenlandia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Citroën Berlingo Multispace vs. Peugeot Partner